¿Qué quieres: raíces o alas?

Daniel Vázquez

In Cápsulas, Viajes Posted

El año pasado me dije a mí mismo: «¿Qué quieres, raíces o alas?» Y bueno, elegí raíces -ya me tocaba sentarme un rato-.

Echar raíces es algo difícil para quienes hemos tenido una vida más o menos movida, en la que ha habido cambios de lugar de residencia en múltiples ocasiones durante la infancia y una adolescencia sin un sentimiento de «hogar» bien definido.

Llegar a Barcelona en 2011 a los 23 años me hizo empezar a decidir dónde quería echar mis propias raíces. Hoy, cinco años después, puedo decir que he encontrado ese lugar y que estas raíces son cada día más frondosas.

Empiezas eligiendo un gimnasio y acabas mudándote a vivir solo en el barrio donde tienes tu vida cotidiana: es algo que me ha costado años conseguir pero que finalmente, puedo decir que es un objetivo conseguido: estoy donde quiero estar y no me quiero ir.

Ahora sí, este año creo que puedo empezar a volar un poquito, las raíces están tomando color, y ya he empezado a dibujar lo que será mi ruta de vacaciones este invierno para celebrar mi cumpleaños en noviembre: Manchester y Estocolmo (noviembre), Edimburgo (diciembre) y Budapest (enero). El mejor regalo, que hace como 3 años que no salgo de España y ya me apetecía. Es lo que tiene esto de los vuelos lowcost.

Y lo mejor, explorar el mundo yo solo (soy la mejor compañía posible para mí mismo: aprender a manejar mi propio aburrimiento de estar solo conmismo mismo es uno de mis mayores logros, parece que no puedo estar sin llenar todos los huecos con planes), porque voy a estar toda la vida conmigo, así que a disfrutarlo.

0 Comments

Leave a Comment